Una de las banderas ideológicas de la modernidad, con Kant a la cabeza, fue “pensar por si mismo”; con esto invitaba, básicamente, a hacer un ejercicio: no aceptar de entrada todo lo que nos dicen y segundo, elaborar un conocimiento propio, es decir, que podamos sustentar con base en nuestra comprensión e intelecto.

Esta temática no es para que los que me leen, se detengan y piensen que esto es un escrito para filósofos o eruditos; por el contrario, es un tema que me preocupa porque nos involucra a todos en un problema que cada día es más evidente. La pereza de pensar por si mismos.

Creo que es fundamental para la vida de una persona, poderse relacionar con el mundo con base en ideas construidas desde sus capacidades intelectuales; esto es importante porque desde allí puede construir su individualidad, y con ello tener una posición clara y concreta frente a lo que le rodea. En general, las personas que no se toman el tiempo de racionalizar o de comprender todo lo que leen o escuchan, viven inmersas en una recurrencia constante al “cliché”, en este caso, fórmulas que permitan salir del paso a temas o situaciones que se toman a la ligera.

Dicho de otra manera, no pensar por si mismo es consecuencia de vivir a la ligera, de vivir en lo efímero, en la medida en que no importa procesar la información, en la medida en que no importa traducirla a un lenguaje propio, en la medida en que ni si quiera importa entenderla; esto da paso a seguir las modas o lo que dicen la mayoría.

Por ejemplo, se ha hecho publicidad con el tema de “Colombia es el mejor vividero del mundo”, no sé quien se inventó eso, ni a qué estrategia de mercado responde; el problema es que las personas del común a las que han entrevistado han dicho lo mismo, pero cuando se les pregunta dónde más han vivido, arguyen que nunca han salido del país. La cuestión va más allá; si alguien va a llegar a esa conclusión, es imperativo que haya viajado por muchos lugares del mundo, compartido su cultura, su lengua, su gastronomía, sus empleos, entre otros; si posteriormente nada de ello le ha gustado más que Colombia, es válido concluir que es el mejor vividero del mundo. Con este ejemplo, es posible que alguien esté pensando en el nivel de educación de los entrevistados y que por ello den una respuesta más patriótica que racional. En esta medida va otro ejemplo.

Las páginas de internet como “el rincón del vago”, “Wikipedia”  y “buenas tareas”, son diariamente consultadas por todo tipo de personas que buscan información sobre algo en particular, en general, de orden académico. Muchos piensan que por aparecer en la red, es sinónimo de veracidad, de confiabilidad o de rigor científico. No está de más aclarar que cualquier persona puede publicar allí, en “buenas tareas” sólo se necesita compartir un ensayo para hacer parte de la comunidad, es decir, no importa el contenido del escrito, no hay comité editorial, ni nada que certifique la importancia o la pertinencia del texto; así mismo, en Wikipedia basta con observar un tutorial para publicar. En otras palabras, no hay filtros, ni sistemas de calidad, que garanticen los contenidos publicados en esos espacios.

Quiero enfatizar que no se trata de cerrar estos espacios virtuales, por el contrario, en algún momento dado pueden ser útiles como herramientas de investigación; el problema se condensa cuando las personas los incorporan en sus vidas como una tabla de salvación, como una forma “inteligente” de resolver un problema; desafortunadamente muchos siguen pensando que en esta vida se trata de “ser vivos”, o sea, de tomar el camino más fácil, el de menor esfuerzo.

Finalizo con lo siguiente ¿Por qué es tan complejo pensar por si mismo?

La respuesta parcial que puedo dar es que, pensar implica tiempo, dificultad, leer y dialogar más, escribir, entrar en una lucha constante por aclarar las ideas, exponerse frente a otros con argumentos propios, salirse del margen, incluso ser excluido, y un largo etcétera.

Pd: estoy pensando en la campaña “pensar por si mismo”

28 Comment on “Sobre el ejercicio del pensar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

El vuelo de la lechuza

Publicación humanista de referencia en español

Protagonistas de la filosofía

Un blog de filosofía para aprendices y maestros.

A %d blogueros les gusta esto: