Algo pasó:

 

 

Esta canción se lanza en la noche de hoy, como el segundo sencillo del álbum “Indicio” del cantautor colombiano Lucio Feuillet; sin más preámbulos es una de las canciones más hermosas, que he escuchado en mi vida.

El tema sobre el cual habla la canción es una ruptura amorosa; a simple vista, esto no es novedoso en nuestro contexto, ya que todos los días el vallenato y el pop más comercial de las emisoras lo hacen a diario. Sin embargo, la dicotomía que presenta esta canción, dolor-amor, permite que el tema no caiga en el lugar común del despecho, del alcohol, el melodrama o la venganza.

La atmósfera que recrea la canción es diferente, representa una tragedia, como una enfermedad que se va llevando los atributos, que va despojando el vínculo afectivo y va fijando un significado, una nueva condición: el ser amado comienza a desaparecer, simbólicamente, es una muerte. En consecuencia, lo que permanece es el pasado, porque el presente queda entre tinieblas, sin luz para quien ha convertido el amor en el verdadero sentido de la existencia.

La canción susurra dolor, tal vez eso hace que sea más intensa porque cuando lo inexplicable nos golpea, no creemos que esto nos pueda ocurrir y eso hace que intentemos negarlo. El susurro se manifiesta como un intento por detener el tiempo, esperando que la situación vuelva a la normalidad. No obstante, la situación no cambia y el susurro se transforma en una despedida amorosa, a pesar de todo, el dolor deja un espacio para el amor, en algo que termina pero queda tatuado en el corazón.

Visto desde otro ángulo: recuerda la oportunidad privilegiada de encontrarse con alguien, poder soñar, construir y permanecer en el tiempo, haciendo parte de algo importante: de una pareja que se transforma en equipo, que viven el proceso de la vida juntos, apoyándose, porque todo es una primera vez y para ello se necesita donde caer o donde reír. Así las cosas, el dolor se hace mucho más intenso porque la ruptura refleja la necesidad de volver a configurar el mundo, de volverse a moldear; es una sensación de sufrimiento inagotable porque no se comprende por qué suceden este tipo de cosas, repito: todo siempre es una primera vez, si en la vida tuviéramos la oportunidad de ensayar todo antes de poderlo vivir, no habría necesidad del amor.

Me parecería muy superficial quedarme únicamente con el lado trágico de la canción.

 

 

Una respuesta a “Algo pasó:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s