Yo quería ver nuevamente la muerte de Escobar

Arcadia #96En la revista Arcadia #96 se trató la educación sentimental de los latinoamericanos a partir de dos aspectos: la música y las telenovelas.

Particularmente me llamó la atención el espacio que se le dedicó a las telenovelas; no en vano han sido parte esencial en el sostenimiento de los canales de televisión, sino que también han formado generaciones, según el escritor del artículo Alberto Barrera, mucho mejor que la formación que recibimos en los colegios: han incentivado nuestros sentimientos y han moldeado nuestro comportamiento dentro de la sociedad.

Sin embargo, creo que hoy en día se han convertido en algo más que acompañar a las personas, en algo más que moldear comportamientos sociales, más que brindar alegría, amor u odio. Específicamente en Colombia hemos estado retratando la realidad cotidiana o pasada: “sin tetas no hay paraíso”, “el capo”, “el patrón del mal”, “el cartel de los sapos”, entre otras producciones, han tenido un éxito abrumador; antes me preguntaba ¿por qué eso tiene tanta acogida? ¿Por qué impacta tanto?

Las preguntas me rondaban porque antes el enfoque era distinto, no mejor, sino que daba otro tipo de ilusiones: el pobre que sale adelante con su trabajo y enamora a una mujer hermosa, la fea que termina siendo aceptada y con un príncipe azul, o una familia metida dentro de un “reality” peleando por una fortuna. Tal vez todas muestren los mismos valores o comportamientos que implican reflexiones morales: venganza, avaricia, placer, amor, nobleza, inteligencia…un largo etcétera.

En comparación con las novelas mencionadas, “narconovelas”, hay una diferencia notable. Giran en torno al dinero, el sexo y el poder. Temas que en sí mismos llaman la atención de muchas personas, además la inversión que han hecho en la producción ha sido otro de los motores del enganche comercial.

Luego de pensar sobre los temas que trataban las telenovelas, me percaté que la diferencia que yo creía, no era cierta, o al menos era tan superficial que no terminaba de convencerme.

La noche en la que presentaban el último capítulo del “patrón del mal”, yo quería ver nuevamente la muerte de Escobar, quería sentir nuevamente que esa época, a la que seguro le debo todos mis traumas, había terminado y que mi familia, amigos, habíamos salido ilesos. La sensación que tuve fue muy primitiva, me sentí amarillista, morboso ante la muerte de un criminal, pero luego comprendí que no todas las personas estaban frente a sus televisores, viendo esa novela (o ese tipo de novelas) por esa sensación primitiva sino por algo mucho más profundo que tal vez ni eran conscientes de ello.

Cada noche se sentaban frente a sus televisores porque allí podían palpar, sentir, revivir, la esperanza en su país. Ver a los criminales confesando sus atrocidades, ver a los malos pagando sus deudas con la vida o con la cárcel, en la que los buenos eran realmente buenos y vivían o morían por cumplir con su trabajo o por hacer justicia. Todo esto alimentaba la pasión de vivir,despejaba las tinieblas del futuro y brindaba una nueva oportunidad, abría una puerta. Pensé que todo el morbo de los libretistas y productores, atraía a mucha gente, pero la sintonía la lograban porque las personas, los colombianos, estamos buscando esperanza en todo lado.

Nota: es posible brindar esperanza sin necesidad de narconovelas, ni reality shows, he dicho.

Una respuesta a “Yo quería ver nuevamente la muerte de Escobar

  1. Yo creo que esta persona no sabia si ver “El patrón del mal” por que por el otro canal estaban dando Protagonistas de Nuestra Tele…. Y pues el RATING era mayor en el segundo!!!! jajajajjaja

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s