La náusea

la nausea

I

Desde que leí el primer libro que me cambió la vida me he estado preguntando ¿cuál es la definición del tiempo libre?

La náusea de Jean Paul Sartre fue el primer encuentro serio que tuve con la literatura; resalto serio porque desde esa lectura que realicé a los 17 años, mi perspectiva frente a la vida y frente a la lectura cambió para siempre.

Esa lectura me enseñó que la vida daba  giros, cambiaba y se iba haciendo cada vez más contingente, más difícil y menos esperada. Un solo libro me quitó la pereza que me construyeron en el colegio frente a leer porque ya no era algo obligatorio, sino una forma de prepararse frente a la vida real.

Roquentin se me presentaba como un ser humano de carne y hueso, que intentaba construir su existencia a partir de su razón, de sus emociones. Alguien que sufría una pena de amor. Nada de eso se alejaba de mi vida. Yo me había cambiado de ciudad, estaba solo, y sufría una pena de amor, que paradójicamente fui equilibrando con la lectura del libro.

El mensaje de ese momento era mucho más profundo. La literatura se convertía en un espejo que develaba la esencia, que daba herramientas para enfrentar el porvenir, que enseñaba a reflexionar en un contexto determinado, bajo la mirada atenta de las emociones humanas.

Hoy en día no sé qué impacto me causaría volverlo a leer, tal vez me guste más o tal vez me parezca una obra prescindible; lo que sé, es que gracias a ese libro, llegaron a mi vida autores como Thomas Mann, Kafka, Camus, Borges.

Retomando el interrogante sobre el tiempo libre, quiero ser más específico porque la literatura ha estado asociada con el tiempo libre, es decir, el ocio que colinda con la pereza o con el “nada que hacer”. No es fortuito que muchas personas consideren que leer una novela es básicamente entretenerse, matar o perder el tiempo, con otras palabras, nada trascendente que en cualquier momento se puede interrumpir o es la última opción.

El tiempo y los escritores han logrado dar un giro a esta perspectiva un poco bufona o peyorativa de la literatura, porque han inmiscuido al lector en una realidad paralela que lo cuestiona y que lo obliga a meterse en la historia. En esa medida, el tiempo libre se resignifica como otro de los momentos en que aparte de divertirnos, estamos aprendiendo a soñar, a sufrir, a encarar la vida.

 

II

Lo anterior hace parte de un prólogo que hice para un libro de cuentos. Después de escribirlo, decidí volver a leer el libro.

Lo primero de lo que me percaté es que los cambios que he tenido en mi vida se hacen más palpables cuando releo un libro: no son las mismas circunstancias económicas, laborales, sentimentales, académicas, familiares, todo cambió y con ello la nueva lectura me presenta un nuevo libro.

Para esta ocasión la náusea representó la relación que tenemos con la muerte a través de la vida, la forma en la que empleamos el tiempo, las decisiones que tomamos para afirmar la existencia, como una lucha permanente de ganarle la carrera al tiempo. La sensación de mareo que siente Antoine Roquentin es precisamente no poder detener el tiempo y verse abocado a cada instante a la extinción, dicho de otra manera, es la sensación de nunca poder estar quieto y en ese movimiento, intentar comprender la existencia y el mundo en la fugacidad con que se presenta.

La tragedia humana está en querer fijar el pasado en el presente, es decir, anular el instante presente por lo que se vivió o aquello que podemos escoger como lo mejor o más rescatable de nuestras vidas; queremos negar el presente porque en el, estamos librados al azar y no podemos controlar todo lo que nos sucede. Sin embargo, el tiempo hace que cada día la contingencia desaparezca y los recuerdos sean cada vez más borrosos; la muerte se vuelve aliada temporal del presente instando a reconocerlo y asumirlo como lo único real que tenemos. Del pasado estamos hechos pero las decisiones se toman hoy.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s