Neil Young

keep-calm-and-listen-to-neil-young-1

Foto vía no me jodan

A Neil Young lo vi por primera vez en un video, tocando en vivo con Pearl Jam una canción que se titula Rockin in the free world; recuerdo que el poder de la guitarra de Young se combinaba con la voz extraterrestre de Eddie Vedder. Ese primer encuentro me impactó.

Debo aclarar que no soy un fan de este músico, no he seguido disciplinadamente su carrera musical o sus “ires y venires”, sin embargo, es un artista que a veces decido escuchar porque creo que voy a descubrir algo nuevo, motivante, inspirador. Así las cosas, llevo más de una semana escuchando un álbum titulado: “Are you passionate?”.

Primero un breve recuento:

Young es un artista que lleva décadas haciendo música, fundó y participó en bandas como Buffalo Springfield, Crazy Horse, o en uno de los denominados supergrupos: Crosby, Still, Nash and Young. En otras palabras, el tipo está tocando más o menos desde 1966 o sea que sabe cositas.

“Are you passionate?” (2002) Lo escogí aleatoriamente una noche en la que iba a leer hasta que me ganara el sueño; la primera vez que escuché esta producción me sentí tan tranquilo y predispuesto a leer que no logró distraerme. Posteriormente lo volví a buscar y esta vez tuve que escucharlo de principio a fin, quedé completamente enamorado de este trabajo discográfico. El álbum que solía escuchar antes de este se llama “Landing on water” (1986) pensé que este canadiense no tendría otro que me gustara por completo.

Esto que están leyendo evidencia que no soy crítico de música; primero porque no me importa la técnica que tenga para cantar o si su nota es precisa. Tal vez la música de Young no necesite de esas reflexiones “tan profundas”; segundo porque no es una novedad del mercado.

Recomiendo este álbum sencillamente porque creo que canciones como “Goin home”, “Mr disappointment”, “Don`t say you love me” o el que da nombre al trabajo, pueden decirle algo a alguien o generarle una sensación especial.

En 2006 el escritor Alec Wilkinson lo entrevistó para la revista Rolling Stone España, a continuación algunas de las ideas del músico:

– “No me iban los deportes, no era precisamente lo que se dice un buen estudiante. Era músico. Sólo me importaba actuar los fines de semana. Lo demás tuvo que esperar hasta los veintitantos. Iba a un ritmo más lento que el resto. En mi cabeza, muchas veces, tengo 20 años. No veo las cosas como una persona madura. La persona que despierta y que camina no es igual a la que duerme, y yo sueño que soy joven. Todos necesitamos dormir porque así se desarrolla nuestra alma”.

– “Bueno, quizás es que hay quienes se ponen obstáculos. Cuando escribes, no puedes dejar que otras cosas te distraigan, tienes que seguir. Estás ausente, pero no por mucho tiempo”.

–  “Tienes que estar abierto, si tengo que cambiar algo es porque no estaba lo suficientemente receptivo. Pero no se puede meter prisa a las ideas”.

– “Cuando escribo intento que todo lo que me rodea me afecte lo menos posible, aunque precisamente esté escribiendo sobre todo lo que está a mi alrededor. Me desvisto, me quito mi identidad de estrella del rock y me convierto en uno más. No creo que el punto de vista de una estrella sea muy interesante”.

– “Normalmente no me cuestiono el contenido de las letras, si lo hago, me puedo quedar estancado durante meses”.

Referencias:

Wilkinson, A (2006). Neil Young. Llanero solitario. Rolling Stone España, (77). Págs 77 – 80.

Una respuesta a “Neil Young

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s