Tributo a la ilusión

carlos ex sweet

Foto vía internet

En un ensayo de Foster Wallace titulado: “Televisión y narrativa americana” hace un análisis de la manera en que la T.V ha modificado la forma de narrar de muchos escritores o de cómo algunos han logrado modificar la narrativa de la pantalla chica.

Uno de los puntos que más me llamó la atención fue todo el andamiaje que hay detrás de la programación de un canal, específicamente en lo que deben presentar (yo nunca me había hecho esta pregunta) lo hacen básicamente a través de sondeos o de todo tipo de estrategias que involucren a los televidentes; así es como se llega a establecer tipos de programas y horarios. De alguna manera, la televisión es lo que la mayoría quiere que sea.

De inmediato pensé en la T.V colombiana: reality shows, telenovelas de narcos o la biografía de algún personaje que haya marcado la historia de nuestro país, noticias amarillistas o que hablen de la vida de las personas de Estados Unidos.

Sin embargo, en lo que más me detuve a pensar fue en los programas de chismes o en lo que eufemísticamente llaman programas de farándula. Me pregunto ¿Eso es lo que la mayoría de los colombianos quiere ver?

En el mismo ensayo de Foster Wallace se resalta que la T.V es para las masas y en ese sentido su razón de ser es la comercialización, la venta, la producción de dinero; así las cosas, tiene un objetivo claro. De alguna manera, se convierte en un ejercicio democrático, es decir, en el que la mayoría tiene el poder.

Ahora bien, la pregunta que me hago es ¿Por qué las personas quieren ver programas que exhiben la vida de otras personas? Una de las figuras para explicar el fenómeno de la T.V que se emplea en el ensayo mencionado es la del Voyeur, haciendo referencia a la persona que recibe lo que quiere sin dar nada a cambio. Dicho de otra manera, la posibilidad de ver cómo se comporta un semejante sin estar comprometido a conocerlo, respetarlo, sin estar obligado a emitir un juicio, en últimas, no hay ningún tipo de responsabilidad porque no se establece un vínculo.

Alguien podría preguntar ¿Qué diferencia habría entre ver un película y un programa de chismes, cuando lo que vemos en ambos casos es la vida de otras personas? La respuesta más inmediata sería que los seres humanos vivimos de historias, es decir, nos gusta que nos cuenten historias sin importar si son reales o no. Nos enfocamos en la historia y en sus personajes como tal. Por el contrario, en el programa de chismes el enfoque es distinto, no es el personaje sino que es el actor, la persona que vive en nuestra cotidianidad, la que tiene problemas y comete errores como cualquiera de nosotros o como aquella que tiene una vida que nunca podremos tener.

Los programas de chismes generan esta dicotomía. En el primer caso brinda la ilusión de que un personaje famoso tal vez tuvo suerte porque a pesar de que su vida sea un desastre, aparece todas las noches en el horario estelar. El mensaje entre líneas es que cualquiera podría estar allí porque no hay que ser especial. De allí la gran convocatoria que tienen los reality show.

En el segundo caso ocurre lo contrario, el actor tiene una vida extraordinaria: se casa en las Vegas, tiene un jet privado, compra una isla, le compone una canción comercialmente exitosa a su pareja, se puede operar su cuerpo cuantas veces lo desee. El mensaje entre líneas es evidenciar la monotonía o la miseria del televidente pero a su vez ofrecer la solución, esto es, vivir por unos minutos la vida de esa persona que está llena de éxito.

En ambos casos, el programa está ofreciendo lo mismo: Ilusión.

Al parecer programas como: la red, el lavadero, la sección de chismes de los noticieros, son lo que están forjando la esperanza de Colombia. La salida del aire de Sweet ha sido una pérdida irreparable para el futuro de nuestra patria.

10 Respuestas a “Tributo a la ilusión

  1. Quien crea que la vida es una rosa y que la televisión un medio de decir la verdad, se ha quedado en el siglo pasado. La tv, la radio son un negocio y se sostiene de la ignorancia de los oyentes o tele videntes, lógicamente que no todos somos ignorantes, pero nos hemos dejado llevar de la corriente y ahora cuando el ratón saca las garrras, el gato no puede salir corriendo y esto no es que los que se quedan quieran sobrevivir, simplemente la ignorancia gana, porque cree que ya coronó

  2. Hace mas de 17 años que no tengo TV, afortunadamente; he podido dedicarme a mis labores diaria, las cuales me proporcionan mucha satisfacción como es estudiar, viajar continuamente y defender los derechos de los pacientes con cáncer a nivel nacional. Lo que veo de noticias es en el Internet por que aquí puedo elegir el tema que deseo leer o escuchar. Me parece triste que una niña de 10 años esté pendiente de esos chismes tan absurdo de la Red, el lavadero y de otros programas relacionados, de pronto escucho programas de música mientras realizo mis tareas de estudio.

  3. Los medios de comunicación se convirtieron en el cuarto poder,con capacidad de manipular,de quitar o poner gobernantes, de distorsionar y manipular realidades.
    tienen la facilidad de entrar en la intimidad de nuestros hogares, y pontificar de lo terrenal y lo divino,los invito a leer entre lineas y no creer todo lo que dicen algunos medios de “DESINFORMACIÓN”

    • Hola Bernardo. Me pregunto qué pasaría si se cambiara el enfoque que tienen los medios, es decir, de manipular todo lo que comentas ¿Cambiaría algo en la sociedad? Gracias por tu comentario.

    • Hola Robinson. Efectivamente cada uno es dueño de su tiempo, lo que pasa es que este tipo de programas está determinando un tipo comportamiento en nuestra sociedad y eso es lo que me molesta. Gracias por comentar.

  4. Muy buena Reflexión…

    En lo personal me preguntaba porqué muestran en especial peliculas llenas de violencia e ilegalidad cuando en el país estamos invadidos de ello. Esta reflexion me da una luz, sin embargo preocupa, pues en resumen la gente quiere eso y luego estamos llorando porque nuestros hijos se inclinaros a lo indebido. Ojala forjemos poco a poco un futuro diferente, y nos dejemos influenciar por lo medios, que podamos labrar nuestra historia en base a nuestros principios e ideales puros. Que Dios tenga misericordia de los magnates que a costa de sacrificar la buena moral se enriquecen más de manera antiética y poco profesional-

    • Hola Alber. Creo que si la programación que presentan los medios de comunicación se cambiara, pasaría una de dos: el país cambia su comportamiento o se acaban los medios porque no habría la suficiente audiencia para sostenerlos económicamente hablando.
      Un abrazo.

  5. profe muy importante su análisis sobre el tema, a decir verdad la mayoría de las personas perdemos el tiempo en cosas vanales, se piensa que se pierde más el tiempo leyendo e imaginando,que viendo la pantalla aun sabiendo que esta es poco lo que deja a la imaginación. Nos preocupamos más por la tele y su información la mayoría de las veces vana, que de las reales cosas que deben ocupar nuestra vida, creo que nos ocuparnos de los chismes de la farándula por que nos preocupamos más por vivir la vida de otros y dejamos la nuestra de lado, nos olvidamos de vivir lo que nos corresponde por estar fundidos en la vida de los otros.
    muchas gracias.

    • Hola Maria. El punto es que muchas personas se viven quejando que no tienen tiempo y no cumplen con sus obligaciones, pero si sacan el tiempo para vivir pendientes de la vida ajena. Gracias por tu comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s