Nuevamente feo

000148074

Foto vía internet

Una de las tareas para hacer parte del club de la pelea, la película basada en el libro de Chuck Palahniuk, es la de buscar una pelea a un desconocido con la firme intención de ser derrotado. La reflexión que hace Tyler Durden es que todos la evitamos o le tememos, por eso provocarla es parte de romper con lo normal, lo rutinario, que viven las personas en sus vidas programadas.

Lo que aún me llama la atención de la película, incluyendo las actuaciones de Edward Norton y Brad Pitt, es la manera en la que muestran las trivialidades en las que fundamos nuestro estilo de vida y por ende, nuestra personalidad: casa propia, automóvil, cabello, vestuario, lociones, ocupación laboral y un largo etcétera que no necesariamente van en sintonía con lo que queremos ser y hacer en nuestra vida; la primera parte de la película nos muestra cómo hacemos a un lado nuestra obligación moral consigo mismos y nos rendimos ante las apariencias.

Ahora bien, lo que hoy en día me suena disonante es el arquetipo de hombre que se muestra en la película y en el que Norton se va involucrando cada vez más: fuerte, sin temor, arrogante, desafiante, es decir, la masculinidad exacerbada que se ha tratado de consolidar a lo largo de los años para dejar muy claro las diferencias con el sexo opuesto (entiéndase mujeres y gays). Si no fuera por Marla, el único personaje femenino determinante, la película sería la reunión de machos cabríos buscando desesperadamente aminorar su testosterona.

Esta película la he tenido presente por estos días porque me sucedió algo que me la recordó de inmediato. Con esto aclaro que no hablaré más de tan emblemática cinta.

Una de las ventanas del apartamento en el que vivo está justo enfrente de 4 canchas de fútbol 5, así las cosas, cuando estoy en el apartamento siento como si tuviera interlocutores drogados porque entre gritos van diciendo:

  • Pasála gonorrea
  • Ey Ey aquí
  • Usted ques guevón o qué
  • Miráme marica, acá, acá, Gooool hijueputas goooolllll.

Ese es el resumen de los partidos de los hombres. Los de mujeres son más escabrosos porque son gritos y risas; una vez se fue la luz en el edificio en el que vivo y mientras yo estaba a oscuras las escuchaba como si se estuvieran burlando de mi o trataran de asustarme. La obra cumbre son los fines de semana cuando las mamás traen a sus hijos a jugar y se quedan para verlos.

El punto es que en uno de esos encuentros entre hombres, comencé a escuchar gritos repetidamente:

  • Dele, dele…
  • Eso hijueputa, dele…
  • Cásquele a ese perro…

Me asomé y vi que en la primera cancha dos tipos estaban peleando; pensé que del lugar saldría alguien de seguridad para separarlos, expulsarlos, pero todo continuaba como si fuera normal; más que la pelea, me interesó ver la reacción de los que la presenciaban, los que alimentaban la rabia de los protagonistas, o como se dice coloquialmente en Colombia los que daban “coba”.

Particularmente me llamó la atención un tipo que desde donde yo me encontraba podía ver muy bien. Tenía todo el cuerpo recostado en la malla, de vez en cuando daba pequeños saltos y se sacudía con fuerza, gritaba todo clase de groserías y miraba a sus compañeros buscando su aprobación; en sí mismo la escena no era nada agradable pero empeoró.

El tipo se recostaba cada vez con más fuerza y comenzó a moverse de una manera extraña, de arriba hacia abajo, flexionaba un poco las rodillas frotándose contra la malla…

Mientras presenciaba tan solemne escena, recordé la película con la que comencé este escrito y me di cuenta de que nunca he presenciado un intento de pelea, es decir, que alguien intente separar a los contrincantes. Tal vez eso es más difícil que buscar una pelea, por lo menos yo… nunca lo he intentado.     

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s