Literatura y Deporte

sports

Foto vía internet

Jean Echenoz es un escritor francés (1947).

Me llegó por casualidad una de sus novelas Correr; mientras me dejaba llevar por su prosa ágil, sencilla, cargada de matices políticos, sentía curiosidad por el momento histórico que estamos viviendo. La copa América Chile 2015.

Cada vez me encuentro con más libros dedicados al fútbol (el último que leí fue “El área 18” de Fontanarrosa. ¡Me encantó!) sin embargo, me he propuesto buscar literatura de otros deportes. Correr es producto de mi búsqueda.

Esta novela recrea la vida de un atleta extraordinario que ha batido todos los records mundiales; no sólo fascina e incomoda por su gran velocidad sino por su falta de técnica a la hora de hacerlo, sus piernas hacen movimientos distintos a los de todos los atletas del mundo. De esta manera es que vamos conociendo que Emil, el atleta , está inmerso en un contexto bélico, en el régimen checo de mitad del siglo XX; él es diferente de un sistema totalitario porque tiene un don especial: ser el atleta más veloz del mundo.

Emil es perseguido, vigilado y hasta censurado a correr en otros países por miedo a que se quede viviendo en otra parte. El atleta se convierte en un ídolo mundial, según el régimen es un producto que ellos han inventado fruto de su modelo socialista; así las cosas, Emil se va convirtiendo en la propaganda perfecta para exportar el modelo político de Checoslovaquia.

Baudrillard escribió en “La transparencia del mal” que todo se había mezclado con todo y esa era en gran medida nuestra confusión frente al mundo. Por ejemplo, la incursión de la actriz porno Cicciolina en la política italiana ¿Cómo el poder sexual determina la política de un país? o un ejemplo mucho más cercano, la incursión de la política y el poder económico en el deporte, pensemos en el escándalo de la FIFA.

Mejor cambiemos de tema para no aburrirme de escribir.

Este tipo de historias, literatura sobre deporte, es un acercamiento diferente para comprender un poco las pasiones que genera en las personas un deporte o un deportista. Paso a paso vamos conociendo cómo alguien llega a convertirse en el mejor del mundo y va ascendiendo como un Dios. El deportista representa las capacidades físicas del ser humano llevadas hasta el límite, la combinación de fuerza e inteligencia, el sacrificio y la disciplina para alcanzar un solo objetivo: ser el mejor. En este sentido, es que logran despertar el interés y la pasión de las multitudes porque todos hemos querido ser los mejores en algo y los deportistas nos recuerdan eso constantemente. El recuerdo de nuestro sueño y el compromiso de alcanzarlo, en peores palabras los deportistas son un manual viviente de superación personal.

Por último, leer novelas que tengan como tema el deporte o lo que va sucediendo alrededor de este “La broma infinita” (Tenis) “Correr” (Atletismo) “El área 18, Autogol” (Fútbol) han despertado mi interés en clasificar las dos maneras de la competencia deportiva: la individual y la grupal.

Ambas modalidades se parecen en que la preparación física es similar, pero si nos ponemos filosóficos la gran diferencia es en la manera en la que se asume el triunfo y la derrota. Por ejemplo: en el tenis gana o pierde un jugador, este no tiene ninguna duda sobre lo bien o lo mal que jugó, en ese sentido su sentimiento de culpa o de alegría es mucho más intenso que el de un jugador de fútbol. En otras palabras, la responsabilidad en un equipo de fútbol se distribuye entre todos sus integrantes, en un jugador de tenis (o atleta) recae exclusivamente sobre él.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s