Winter on fire

netflix-documental-Winter-on-fire-ucrania (1)

Afiche oficial 

 

Uno de los documentales nominados este año para los premios Oscar es “Winter on fire: Ukraine´s fight for freedom” del director Yevguen Afineyevski.

Es impactante, aterrador, despierta emociones fuertes que van del desasosiego a la tristeza y de allí a la euforia;  todo ello se debe a que las imágenes son reales y vemos los heridos, los muertos y la forma como son asesinados los manifestantes.

La contextualización del problema es la siguiente: el gobierno ucraniano en cabeza de Víktor Yanukóvich en 2013 rechaza un tratado de libre comercio con la Unión Europea y decide seguir adepto a las políticas de Rusia.

Miles de personas se congregan en la plaza para protestar por una decisión arbitraria que no tuvo en cuenta la opinión del pueblo. Allí comenzó la catástrofe. Se arma una guerra sin cuartel que durará alrededor de tres meses.

Una de las manifestaciones es llamada “la marcha de los millones” porque los ucranianos quieren protestar frente a los abusos de la autoridad y expresar que nunca olvidarán los golpes recibidos, como tampoco aceptarán que las mujeres y los niños vuelvan a ser golpeados. Sin embargo, eso no detuvo nada; por el contrario se volvió a un estado primitivo de superviviencia en la que los Berkut (policía) comenzó a matar sin ningún tipo de distinción desde sacerdotes hasta miembros de la cruz roja en pleno ejercicio de rescate o de asistencia médica.

Los protagonistas de las manifestaciones son banqueros, abogados, militares retirados, estudiantes; hasta religiosos musulmanes, budistas, católicos, olvidan sus diferencias y se unen como personas de oración.

A parte de la fuerza bruta, el gobierno dictamina nuevas leyes: nadie puede congregarse ni utilizar casco, no pueden andar 5 automóviles juntos, se puede prohibir el acceso a internet. ¡No es una broma!.

El documental es una prueba histórica de un conflicto político, de los asesinatos cometidos en ese periodo, de la libertad de expresión, de la censura, de la unión, de la fuerza, del abuso del poder que entre líneas cuestiona el significado de la democracia… al final hay esperanza.

Todo esto fue lo que hizo que como espectador no me levantara de la silla, aunque por momentos las imágenes son tan fuertes que habría preferido no verlas, porque ese es el reflejo de nuestra naturaleza humana y este tipo de trabajos nos inducen a dejar de creer que somos civilizados o que los grandes problemas sociales y asesinatos solo suceden en Colombia o latinoamérica.

Winter on fire refleja no solo un documento histórico que nos enseña a conocernos, también evidencia una labor periodística que promueve asumir la profesión con todos los riesgos que ello implique.         

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s